24.2.08

Blankets

A pesar de haber sido un devorador de cómics empedernido, en especial durante mi adolescencia (y en realidad durante toda mi vida), desde hace unos años me siento un ignorante en el mundillo. Apenas dispongo del tiempo necesario para hacerse una idea global de lo que se está editando, de lo que vale la pena y lo que no. Y es que nunca he sido muy amigo de la compra “a la aventura” pues perder los ecus no mola, y menos aún perder el tiempo. O más sencillo: Quizás ya no me gusten como antes.

Muchas lecturas olvidables, mucha mediocridad, pastiches góticos con olor a rancio y metafísica post-adolescente de tercera división me han quitado el apetito y minado mi entusiasmo.

Es por eso que, egoístamente, me dejo aconsejar por coleguillas más enterados que yo, y que me conocen bien. Así, cuando me sueltan el cuento de “Creo que deberías echarle un vistazo a esto” no lo dudo ni por un momento. De esta manera, y gracias a la generosidad de una persona, Blankets llegó a mis manos.

Las novelas gráficas que realmente llegan al lector, que traspasan la frontera del olvido para acomodarse en el subconsciente, (cuyo simple recuerdo aflora en un instante, y suscita el escalofrío), forman un grupo muy muy reducido. Ahora mismo vienen a mi memoria títulos como Watchmen, Maus o Corto Maltés, obras que forman parte de ese grupo con todas las de la ley.

Por eso hay que considerarse afortunado cuando algo como Blankets ingresa en tan exclusivo club de una manera tan rotunda y genial.

Hace unos meses me sentí ligeramente decepcionado con Adios Chunky Rice, primera novela gráfica de Craig Thompson.. Encontré en ella ingredientes muy interesantes y mejores intenciones, pero su fuerza narrativa no terminó de arrastrarme al interior de sus páginas.

Blankets, sin embargo, conteniendo prácticamente la misma materia prima, resulta perfecto. Y digo perfecto, porque es una obra plena, de las pocas donde dibujo, narración y diálogos se mezclan en exactas proporciones. Thompson se vale de una grandísima sabiduría compositiva, y de una sinceridad de las que hacen daño para contarnos una historia personalísima, y a la vez (y esto es lo que la convierte en una obra maestra) universal: El paso de la niñez a la adolescencia, la sombra de los miedos que nacen con ésta. El descubrimiento del primer amor, y el consiguiente sentimiento de pérdida. Los conflictos morales y religiosos que generan más preguntas que respuestas... y todo acompañado de un dibujo exquisito, sobrio, que deja entrever las influencias para hacerlas suyas automáticamente, que llena la obra de momentos de una intensidad lírica que verdaderamente emociona, y sin embargo, no manipula.

Blankets es la prueba (¡otra más!) fehaciente de que el cómic es un formato tan válido como cualquier otro para contar grandes y pequeñas historias. Incluso puede que mejor. Los que aún no lo reconozcan, bueno, ya saben por donde pueden empezar.

3 comentarios:

  1. bufff. Lo leí hace unos meses por ferviente recomendación de Knut y quedé maravillado. He leído muy poco cómic y me sorprendió muchísimo esa capacidad para contar una historia tan emotiva y a la vez tan profunda con tantísima sencillez. Me emocionó como pocas lecturas últimamente la verdad.

    Aparte de que todas las menciones a la música de los 90 lo hacen aún más entrañable, qué duda cabe.

    ResponderEliminar
  2. Si, jaja, sabría que te habrías fijado en el detalle de la música. Cuando entra en la habitación de ella por primera vez, con todos esos posters de Nirvana y Ramones al detalle... que época!

    ResponderEliminar
  3. aibaaa, yo blanckets me lo lei este verano y me gusto bastante, es una tiernotada muy grande, pero mola ^^ el dibujo de este hombre es genial, entinta y compone que da gusto, el de chunky rice todavia no me lo he leido, a ver si lo pillo con calma algun dia...

    si te mola un poco este tipo de comics, te recomiendo "Lupus" de Frederik Peters, casi me gusto mas que Blankets, por la vuelta de tuerca que le da al genero de ciencia ficcion, si puedes leetelo, merece la pena.

    (ah! y para mandarte el comiquillo que hice, mandame de nuevo tu direccion por favor, que creo que borre el mail donde la tenia... ^^U)

    ResponderEliminar

- +