26.4.08

Nunca he sido un gran lector de literatura fantástica. Por lo menos, de la que se entiende por fantástica hoy en día. Soy uno de esos herejes que no soporta a Tolkien, y en mi vida he leído una sola página de Dragonlance. Si, es cierto, durante mucho tiempo seguí religiosamente la obra de un tal Howard, y me atrevería a decir que libros de Marion Zimmer Bradley o Ursula K. Le Guin están entre mis preferidos (y nadie dudará de que son inequívocamente libros de fantasía) pero no dejan de ser contadas excepciones.

Hace poco lo intentaba con Michael Moorcock, después de muchas opiniones favorables sobre el archiconocido Elric de Melniboné. La decepción fue mayúscula, y me costó acabar el primero de los tomos.


Afortunadamente existe George RR Martin.


La mayoría lo conoceréis por su saga Canción de Hielo y Fuego, si bien tiene en su haber otras joyas como por ejemplo Muerte de la Luz (lectura 100% recomendable) o Los Viajes de Tuf, por citar algunas. Martin ha hecho correr ríos de tinta desde que publicara la primera parte de su épica canción, Juego de Tronos, una novela cuasi perfecta, tremendamente adictiva y perfectamente estructurada, donde el autor se muestra en plena forma. Intrigas palaciegas, grandes Casas conspirando entre sí, guerra, sexo, lobos gigantes y una magia que pugna por volver en un mundo medieval, deudor de la guerra de las dos rosas.


Pero son los personajes, es el tratamiento que le da a Martin a cada uno de los cientos (literalmente) de actores lo que eleva esta saga a cotas de calidad impensables. Cada uno perfectamente definido, capaces de lo peor y lo mejor, alejados de cualquier concepción maniquea (Quizás la excepción la encarne Jon Nieve, que no deja de ser un héroe prototipo) y protagonistas de una narración tan efectista como genial y adictiva.


El caso es que hace un par de meses devoré la esperadísima cuarta parte, Festín de Cuervos. Y me cuesta decirlo, pero siento una pequeña, ínfima, apenas apreciable, decepción. Después de la apoteósica Tormenta de Espadas, tercera parte de la saga que muchos se apresuran a calificar como la mejor (entre los que me incluyo) era lógico esperar un bajón en las revoluciones. No se puede perpetuar el clímax, y evidentemente esta saga debe fluir como una montaña rusa. Pero no es ese el defecto. Por primera vez da la impresión de que Martin se alarga innecesariamente. De que algunas tramas no van a ningún lado, o sencillamente resultan muy dispersas. A estas alturas de la película todo debería estar atado y bien atado para una resolución final, pero no es esa la sensación al acabar Festín. El golpe de efecto no es un recurso del que se deba abusar, y no quisiera insinuar que la mejor cualidad de la saga de Martin es que engancha como una condenada. Tiene muchas más. Festín de Cuervos esta tan bien escrita como las demás, posee momentazos como los que protagonizan la casa de Dorne, pero da la ligera sensación de que la cosa se le va de las manos.

Veremos que pasa con Danza de Dragones y con el amigo Jon Nieve (en Festín de Cuervos sólo se relatan los hechos que versan sobre lo que ocurre en Desembarco del Rey) aunque la espera promete ser una tortura.

11 comentarios:

  1. Mírale qué sorpresa me ha dado ;)

    Yo estoy leyendo Choque de Reyes y Tormenta de Espadas reposa en mi escritorio para cuando termine.

    Juego de Tronos me encantó, me lo leí en un suspiro, me llamó muchísimo la atención como se deshace de personajes principales y la historia sigue siendo completamente cautivadora sin ellos. Genial.

    ResponderEliminar
  2. Pues suerte que tienes ;) La primera lectura de Tormenta es inolvidable^^

    ResponderEliminar
  3. En serio no te gusta Tolkien¿? que raro nunca me lo habria imaginado :D
    no se por que te pega un monton que te guste :D si que es verdad que puede resultar un poco soporifero en las descripciones, pero si que hubo pasajes en la trilogia que llegaron a emocionarme cuando me lo lei en mis tiempos...

    La verdad es que a mi la fantasia pura y dura, el rollo drangonlance y ese tipo de cosas, en el momento en el que no me aportan nada nuevo, me aburren de sobre manera, por que para estar todo el rato con el rollo del bien y el mal, el blanco y el negro, ya me vi bastantes pelis de la disney en mi infancia... XD

    Por mi cumple mi tio me regalo una tarjeta de regalo del corte ingles (que creo que me la ventile en libros y dvds en su mayoria... ^^U) pero me acuerdo que vi esta coleccion que tu me recomendaste y me la cogi, estaba bastante bien de precio, por que los dos primeros libros eran 10 euros o algo asi... lo malo es que me la deje en el pueblo por que ya no me cabia casi nada en las estanterias del piso en bcn... ^^U en verano prometo leermelos y ya os contare que tal...

    de la Ursula K LeGuin tambien tengo pendientes el primer volumen de Terramar y "La mano izquierda de la oscuridad", tengo ganas de leermelos, pero tan poco tiempo... >___< (buff, es horrible esto de amontonar libros para leer en las estanterias, me siento culpable dejandolos tan abandonadillos... ^^U )

    ResponderEliminar
  4. Jaja, la verdad es que quizás no me gusta porque no lo leí cuando se supone que hay que leerlo. Además mi hermano mayor tampoco era muy fan, y al principio me nutría de su biblioteca al 100%. A la edad a la que la gente suele leer El Señor de los Anillos, yo leí El Juego de Ender, y ya me enganché definitivamente a la ci-fi, mientras dejaba de lado la fantasía.

    De K. Le Guin no te pierdas "El Nombre del mundo es Bosque"

    ResponderEliminar
  5. Yo que soy una enganchada a la lectura de las de vicio adoro la literatura fantastica como cualquier otra, me ha dado tantos buenos momentos y tantas decepciones como el resto de generos. Pero tiene algo que hace lo especial, y son las larguísimas sagas en las que puedes sumergirte, y de las q si no quieres no sales jamas, hasta q se convierten en parte de una franja concreta de tu vida :)

    Estoy deseando liarme en Canción de Hielo y Fuego, y tras tu recomendación aún más.

    ResponderEliminar
  6. No lo dudes Nausicaa, hazte con ella cuando puedas! Pero luego no me guardes rencor si te encuentras sin poder conciliar el sueño, totalmente enganchada a esta canción ;)

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco soy de literatura fantástica, más bien histórica, pero por todo lo que me rodeaba me leí el hobbit, el Señor de los anillos...(y fue apasionante, yo ahí con 18 años por el metro).
    En el club de rol de la Autónoma de Madrid el juego de tronos estaba a la orden del día, el de mesa, y tuve que leerme los libros. Son estupendos, alternancia de historias cada vez más excitantes, tanto que a veces no podía esperar a saber qué pasaba y me saltaba páginas hasta q lo seguía...

    ResponderEliminar
  8. Hay juego de rol de Juego de Tronos? vaya, conocía la existencia de uno de mesa, y de cartas, pero poco más.

    A mi también me pasaba lo de saltarse capítulos, especialmente cuando se trataba de un personaje de mis preferidos, como Tyron Lannister. Me podía la curiosidad xD

    ResponderEliminar
  9. tottemo kanashii kao no onnamayo 05, 2008

    Tortura. Esa es la palabra exacta.
    Socorro. Esa es otra.

    ResponderEliminar
  10. Que saga madre mía, que saga. Magia, pasión, muerte, deseos inconfesables, fuego, monstruos, dragones, espadas, incestos, poder, guerras, manos de hierro, hielo, amor... Podría seguir hasta hartarme. También soy fan de Martin por supuesto.
    Me atrapó desde el principio esa forma de hacer los capitulos con cada personaje. ¿Os saltais capítulos? Aaagg, no hagáis eso hombre :P Es que Tyrion mola eeh?
    Tengo pendiente el último, pero como hace tanto que leí el tercero a ver si me acuerdo bien del hilo de la historia, uf, porque es un lío que te pasas :D
    Los llamas actores a los cientos de personajes jajaja, me hizo gracia eso.

    Cosas como la Dragonlance me parecen prescindibles y me las leí de pequeña porque leía todo lo que pillaba del género. Peroooo... Eres un poco "hereje" con lo de Tolkien, porque de él partió casi toda la literatura fantástica como hoy en día la entendemos. Pero en fin, nadie es perfecto :P

    Ah y me ha gustado enterarme de lo de la guerra de las dos rosas. He estado leyéndolo en la wiki, que interesante.
    Gracias por tus entradas tan majas.

    ResponderEliminar
  11. Perdón, se me queda otra vez algo en el tintero. Muerte de la Luz es una novela de ciencia ficción fascinante. Su ambiente y sensibilidad, unido a ese tono crepuscular y nostálgico la hacen distinta de lo que suele ser la CF al uso.
    Ya no jodo más :P
    No, en serio ¿puedo pasar por aquí de vez en cuando?
    Saludos.

    ResponderEliminar

- +