19.6.08

Cartas




Qué triste, cuando no llegan a su destino.

10 comentarios:

  1. Uf! Es q es duro... Me ha pasado alguna vez, pero recuerdo una vez, cuando era muy pequeñita, escribí diez cartas en navidad para felicitar a mis amigos, y las eche al buzón sin sello... Llegaron todas :D

    Tambien hay esperanza.

    ResponderEliminar
  2. te recomiendo "5 centimetros por segundo", son 3 historias, dura 1 hora, y se habla de mensajes que nunca se llegaron a enviar.

    alguna vez he escrito cartas que han quedado ahi, y ahi siguen. nadie sabe si algun dia llegaran al destinatario, ni siquiera si alguna vez lo han tenido.

    ResponderEliminar
  3. Este post me ha recordado un cuento que nos dieron opcion de ilustrar este año en la escola, "Bartlevy, El escribiente" de Herman Melville, si puedes leetelo, es precioso.

    ResponderEliminar
  4. Qué triste cuando no tenemos el valor suficiente para enviarlas, o cuando no tenemos quien las reciba...

    ResponderEliminar
  5. Y qué triste, a veces, cuando sí llegan....

    ResponderEliminar
  6. Gracias por pasarte y hacerme sonreír.

    De pequeña yo también tenía un amigo imaginario, como Calvin, sólo q el mío era un fantasma. Se llamaba Muc y me lo llevaba conmigo al cole y todo.

    Cualquier día arranco a dibujar y realmente hago una tira cómica con mi vida jajaja

    Biquiños!

    ResponderEliminar
  7. Pues estoy con Louise, lo único triste es que no tengan destinatario. Si lo tienen y no llegan todo se puede reparar.
    La ilustración es tuya K1?

    ResponderEliminar
  8. Nausicaa: A lo tuyo lo llamo suerte! Aunque una carta perdida siempre puede caer en manos de otra persona... en el mundo del correo electrónico todo se pierde entre ceros y unos, supongo xD

    Manoli: Apuntado queda :) Yo he sido muy de escribir cartas. Siempre se me ha dado mejor explicar las cosas sobre el papel. Puede que el destinatario sea lo de menos.

    Irati: Herman Meville me suena mucho, pero que mucho. Tiene alguna obra más popular?

    Louise: Yo creo que la prueba de valor no está en entregarla, sino en empezar a escribirla. Darla es de lo más sencillo. No hay que hacerlo ni en persona. ¿Nunca te han llegado cartas anónimas? Eso es una emoción ^__^

    Hombrepez: Desde luego hay algunas cosas que uno quisiera no haber leído nunca. ¿Será mejor la ignorancia? Quien sabe... pero yo guardo hasta esas cartas terribles.

    Kitty March: Manténme informado. Soy un fan declarado de Olafo y Calvin y Garfield. Cosas de empezar en el mundo del cómic de la mano de "El Pequeño País" :P


    Cyllan: Desde luego es triste tener cosas que decir, y no tener a quien. No se me ocurre nada peor. Las ilustraciones y fotos que cuelgo por aquí son mías, a menos que ponga el autor y el título ;)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Oye, pues no, nunca he recibido cartas anónimas, y no sé si me alegro o no...

    Ojalá se escribiesen muchas más cartas, es un medio de comunicación realmente precioso.

    ResponderEliminar

- +