28.8.09

P.



De todos los daños colaterales y consecuencias del amor que me diste a probar, de entre todos los aromas que provocaban mi embriaguez, había uno que nunca creí que existiera. Por qué un sentimiento tan bello y elevado, por qué en el camino que se recorre hasta de verlo consumado, yo debo sentirme desgraciado y arrepentido por ser quien soy.

1 comentario:

- +