9.9.09

Por vencido


Ha pasado tanto tiempo, que dudo de si era yo. Cuando iba de la mano de mi padre, en mañana nublada. Corriendo sobre arena gris y vestido en capucha. Y pedirle que me llevara al horizonte. Un viaje hasta allí, de visita. Un paseo por la lejanía, para sentir los pies en la tierra, y mis ojos en el cielo.

"No podemos llegar hasta allí. Tanto más nos acerquemos, él se alejará"

Sentí una extraña tristeza, cómo un rictus melancólico se apoderaba de los músculos de mi cara para no abandonarla jamás.

No logro dejar de sentirme así.

Yo me acerco. Tú te alejas.

2 comentarios:

  1. Que duro eso de acercarse a algo que se aleja. No sé si me ha pasado alguna vez, a lo mejor sí.
    Te diste por vencido? No sabes que ganas me dan hoy precisamente de hacer lo mismo.
    Un saludo de vuelta.

    ResponderEliminar
  2. Ya, se lo que es eso... Desisto esta vez de alcanzar el horizonte, pero me conozco y volvere a correr tras el.

    ResponderEliminar

- +