29.11.09

Inútil decir más. Nombrar alcanza.




La casualidad ha jugado esta vez de mi parte, y el maravilloso descubrimiento de la poesía de Idea Vilariño ha coincidido con la publicación, por primera vez en España, de su obra completa. Un sólo tomo editado por Lumen, con sus más de 300 poesías agrupadas temáticamente. Muchas de ellas tratan el amor y el desamor, no de una forma idealizada, sino sumamente visceral, angustiosa, con ecos de redención que sólo la edad puede otorgar. Salta con una habilidad inusitada de lo trágico a lo ingenuamente romántico, de la espiritualidad elevada a lo carnal, cuasi sexual.

Quiero


Quiero hacer que te olvides de tu nombre
en mi cuarto en mis brazos
quiero amarte
quiero romper al fin
vencer tu piel
y meterme en tu sangre para siempre.
Quiero que hagamos uno
ser tú mismo
enseñarte una última caricia
envolverte cegarte
obedecerte.
Quiero hacerte gemir
quiero quebrarte
deshacerte de ti
anonadarte
que no sepas
no seas
que te entregues
que te olvides
que acabes
que te mueras.

Las veces se respira entre sus letras una mirada pesimista, quizás producto de una realidad que se acepta de forma tan estoica.

Qué lástima


Qué lástima
que sea sólo esto
que quede así
no sirva más
esté acabado
venga a parar en esto.
Qué lástima que no
pudiéramos
sirviéramos
que no sepamos ya
que ya no demos más
que estemos ya tan secos.
Qué lástima
qué lástima
estar muertos
faltar
a tan hondo deber
a tan preciada cita
a un amor tan seguro.

Otra temática sería la angustia existencial, primero como germen adolescente, más tarde como acompañante de la vejez, y convertida en una mueca nihilista, no negativa necesariamente (y con la que me siento ciertamente identificado)

Uno siempre está solo
pero
a veces
está más solo.


Podés creer que nada
le sirve nunca
a nadie
para nada.

Quizás ésta sea un buen ejemplo de ese peso angustioso que representa, a veces, la existencia.

Es mentira.
Sin duda.
Pero qué
pero cómo
pero de qué otro modo
con qué cara
seguir vivo
seguir.

Podría seguir así, pues apenas hay altibajos en su producción literaria, pero dejaré que a quién guste, descubra por sí mismo estas letras. Será un placer.

4 comentarios:

  1. Qué gran noticia la que me acabas de dar. Lo buscaré sin duda.

    Ayer me compré el dvd de "Déjame entrar" que se me escapó del cine y me la debía, mucho más después de leer tu post.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Yo me llevé el último ejemplar que tenían en la casa del libro. Espero que tengas suerte tu también :)

    Y espero además que disfrutes "Déjame entrar", ya me dirás que te ha parecido.

    ResponderEliminar
  4. Si muriera esta noche
    si pudiera morir
    si me muriera
    si este coito feroz
    interminable
    peleado y sin clemencia
    abrazo sin piedad
    beso sin tregua
    alcanzara su colmo y se aflojara
    si ahora mismo
    si ahora
    entornando los ojos me muriera
    sintiera que ya está
    que ya el afán cesó
    y la luz ya no fuera un haz de espadas
    y el aire ya no fuera un haz de espadas
    y el dolor de los otros y el amor y vivir
    y todo ya no fuera un haz de espadas
    y acabara conmigo
    para mí
    para siempre
    y que ya no doliera
    y que ya no doliera.

    ResponderEliminar

- +