17.11.09

Volar



El problema es que nos preocupaba más la caída, que la posibilidad de tener alas.
Esperamos el encuentro con el suelo.
Sólo esperamos.
Y ya.

2 comentarios:

  1. Si hiciéramos una lista con las ventajas de tener alas, seguro que la caída dejaría de preocuparnos tanto.

    ResponderEliminar
  2. Yo espero el encuentro con el suelo el 80% del tiempo y me acuerdo de que tengo alas el 20%. No me puedo quejar.

    Gran canción, por cierto.

    ResponderEliminar

- +