23.12.09

Où l'amour sera roi



De vuelta de parís, todo se antoja más gris, más feo. La ciudad de la luz es un lugar que nunca decepciona, y aunque sólo he podido disfrutar la mitad de lo que hubiese querido, vuelvo con un buen recuerdo. El frío ha sido francamente difícil de soportar, con una media de 6 grados bajo cero, las aceras congeladas y mucha nieve. Aún así he aprovechado el tiempo, aunque la lista de mis objetivos cumplidos sea mucho más reducida que la de barrios y zonas por ver. A saber, ignorando aquello que ya pude disfrutar en mi primer viaje, me han faltado los tres cementerios más importantes, especialmente doloroso resulta perderse las tumbas de Oscar Wilde, Jean Paul Sartre, Jim Morrison, Moliere, Chopin, Balzac, Baudelaire, Alejandro Dumas... la lista es interminable. Puesto que también los museos requieren horas, tan sólo entré en el Pompidou, y en el museo de arte no occidental recién diseñado por el arquitecto Jean Nouvel. El primero, con obras de Picasso, Pollock, Rothko o Mondrian, por mencionar mis preferidos, y que como obra arquitectónica sigue siendo espectacular. La plaza adyacente es de las más agradables y animadas de París. Trocadero, Campos Elíseos, Arco de Triunfo o Invalides son zonas muy turísticas, y no dejan tan buen gusto como otros barrios más antiguos, más "auténticos" donde se puede degustar el París medieval, como el barrio del Marais, la zona de la Bastilla o el Barrio Latino. El primero, es absolutamente encantador, insuperable. El segundo es el sueño de cualquier lector, con una librería cada dos pasos abarrotada de profesores de universidad, intelectuales o estudiantes, y siempre intercaladas con un hermoso bistró, una tienda de discos, o un café de mesas minúsculas. Tampoco se puede obviar la clase que tienen los vecinos de París, aunque suene tópico. O que las parisinas son realmente guapas, cosa cierta. Para otra ocasión quedará Montmatre, Montparnasse, La Defense, Versalles, el Louvre, D'Orsay, el museo Picasso...ya veremos. Además, tengo que volver para hacer más fotos, no he quedado muy contento con las que tengo.















4 comentarios:

  1. Pues yo creo que las fotos que has hecho tienen bastante encanto.

    ResponderEliminar
  2. Las fotos son preciosas. Pero la gente exigente sabe por qué lo es ;)

    En mi primer viaje a París me hice la ruta de todos los cementerios, vi todas esas tumbas, les hice fotos, las veneré en silencio... es increíble.

    Sólo pude ir al museo d'Orsay, así que me debo muchos otros.

    Espero que hayas sonreído un poco al ver lo que has visto, a pesar del frío.

    Gracias por traernos imágenes de tan lejos :)

    ResponderEliminar
  3. Hola :)
    Me alegro de que hayas sobrevivido al terrible frío parisino. Espero que la semana que viene suban las temperaturas, porque si no, la que morirá congelada seré yo.
    La última vez que estuve en París celebré la llegada del 2000 y ésta haré lo propio con el 2010. En estos diez años he perdido ingenuidad y he ganado madurez, a ver qué pierdo y que gano en los próximos diez años.
    Besos!
    P.D. Me han gustado mucho tus fotografías.

    ResponderEliminar
  4. 6 grados por debajo de cero todo el rato! Arg! Me voy a creer de verdad ya que no me quieren llevar a París en invierno por el frío horrible. Parece que tendré que esperar pacientemente a la entrada del verano.
    Me muero de ganas de hacer esas fotos que has hecho tú. Pero no me muero por ir en las condiciones que has ido tú, y no hablo del frío. Así no sé si sería capaz de ir, por mucho regalo que fuera.
    Besos.

    ResponderEliminar

- +