11.12.09

Tanto frío que duele

Desde que recuerdo, mi época favorita del año ha sido el invierno. Más concretamente, desde el día 2 de Noviembre hasta bien entrado Enero, ha sido para mí como el verano para la mayoría. La primera mañana en la que sales a la calle con el gorro de lana, ver el aire caliente saliendo de tu boca, frotarse las manos... son casi pequeñas celebraciones a las que se unen otras más universales, como las reuniones de familia en navidades, mi cumpleaños o el nuevo año. Hasta los abrazos se notan más con este frío. Además de eso, siempre quedan esos detalles, deseos, retos y objetivos que imponerse para el año venidero. Por desgracia este año es muy distinto al resto. Este año, el frío me ha llegado a las entrañas, y no lo puedo evitar, aún abrigándome, y me doy cuenta de que solo tengo ilusiones puestas en proyectos profesionales.

Y pensándolo fríamente, eso es bastante triste.

4 comentarios:

  1. yo también adoro el frío, supongo que porque hace más fácil sentir que te dan calor con poco que hagan. o porque los gorritos de lana son monísimos y la gente del bus no huele mal xD
    ahora sólo tienes ilusiones profesionales porque te estás metiendo en tantas cosas que es imposible dar más!! pero ya irá surgiendo todo, ten paciencia, que 2010 será el año :)

    ResponderEliminar
  2. No puedes evitar que el frío te llegue a las entrañas, pero, ¿vas a estar tiritando hasta que llegue el calor con la primavera?

    ResponderEliminar
  3. Confío en que no Núria. Confío en que todo en esta vida puede dar un vuelco cuando menos te lo esperas. Y mientras llega, me esforzaré en que sea un giro en mi favor.

    ResponderEliminar
  4. El calor está donde menos te esperas... no lo busques, seguro que llegará :)

    ResponderEliminar

- +