4.3.10



Claro que podemos seguir con castillos en el aire, pendientes de mentiras que se creen promesas, y promesas que se creen verdades, podemos seguir con empeños ingenuos, soñar y creer siempre te amaré, pero el caso es que tú morirás un  día, yo moriré, y conmigo todo lo que fuiste para mí, y ahí se acaba,
todo se acaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

- +