18.3.10



Es cierto que nunca me gustó demasiado la gente egocéntrica, pero me gusta aún menos la gente incapaz de realizarse por sí misma, esas personas cuyo semblante parece pedir un constante reconocimiento por parte de la multitud para sentirse bien consigo mismo, esas personas que proyectan sus logros con un fin tan egoísta como hipócrita, joder, nada huele peor que el falso altruismo, la falsa humildad. Lo mejor de todo es que se os ve llegar, vuestra vacuidad os precede. A kilómetros.

2 comentarios:

  1. Sí, la mediocridad resalta, y es mejor mantenerse alejado.

    ResponderEliminar
  2. tengo q reconocer q a mi tampoco me agrada en absoluto, pero entiendo que la gente q busca reconocimiento fuera encontro un camino no demasiado bueno hacia el amor propio

    ResponderEliminar

- +