15.4.10


Quisiera congelar lo que he sido, lo que hemos sido, dejar atrás ese asiento de excepción en el drama de nuestro fin, proteger la flor que nació en el vertedero de nuestras vidas bajo la campana de cristal, arrancarla si hace falta, sublimarla por tanta soledad, que no quiero perder el tiempo pensando en cuándo empecé a torcerme, sólo saber que hasta ahora he crecido sin que la gravedad me venza a pesar de este ángulo imposible con respecto al suelo, que pido quedarme en la cima, en un pequeño llano donde una preciosa vista me permita vernos a los dos sonriendo. Y eso es todo.

1 comentario:

- +