12.4.10



Tengo la triste sensación de que me he pasado un buen tiempo ahogando esa rosa de la que hablaba Jose Martí, ahogándola de tanto riego y cuidado, y que tú no la has sacado al sol ni una puta vez. Y esa es la verdad, ya no estamos en el recreo, ya sonó la campana, no compartimos el almuerzo, no compartimos las lágrimas. Ya no hay abrazos. 
Vamos camino, de no ser nada.

2 comentarios:

  1. los abrazos
    los abrazos

    ir camino de no ser nada.
    "Los espectadores están llorando, y como no arreglemos este final la sala se va a inundar y moriremos todos ahogados".
    yo ahí quería decir eso, en verdad, pero me salió todo muy rocambolesco.

    ResponderEliminar
  2. "Dentro de poco seremos como extraños. No, nunca seremos eso. Herir a alguien es un acto de involuntaria intimidad.
    Seremos conocidos peligrosos con una historia en común."

    ResponderEliminar

- +