12.5.10



No recordaba haber deseado nunca la acudida del calor veraniego, el dilatado sol que estira los días y empequeñece las noches. 
Quizás otros años, no tuvo tanto frío. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

- +