18.9.10



La ausencia de afecto
no hacía más valiosos
los escasos, nimios
detalles,
-resalto en la arena
de restos de naufragio-
Sólo evidenciaba
lo que apenas nos queda, 
el quizás
el soñar ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

- +