25.10.10

estaremos en algún lugar, envejeciendo juntos



En realidad tú no tienes la culpa, todo esto es cosa mía. No es culpa tuya si me empeño en ver cosas que no son, si me duermo acunado con sueños fabricados con tan precarios materiales, si me imagino allí donde no estaré, si te espero ahí donde no estarás. No tienes culpa del continuo fracaso de mi voluntad, de mis ilusiones nonatas. Todo esto, es cosa mía, ya te digo. Cosa de mis lágrimas, de aquel libro que me leí con 15 años, cosa de la forma en la que me mirabas. Cosa de mi imaginación, de eso siempre anduve sobrado. Cosa del primer beso.

Me dicen que no tengo los pies en el suelo. 
Pero es cosa mía. 
Hace tiempo que me hiciste volar. 

3 comentarios:

  1. A ti que te gusta tanto este cine no se te habrá escapado Air Doll eeh?

    ResponderEliminar
  2. No, realmente es una película curiosa, y detrás de su originalidad y a ratos excentricidad, se esconde un mensaje profundo. Me gustó su discurso sobre la soledad.

    ResponderEliminar
  3. Es una película realmente extraña y tiene una buena fotografía, hace poco me tope con tu blog por casualidad,es realmente placentero leerte...

    ResponderEliminar

- +