28.12.10


Demasiadas aristas en la orografía de mi corazón, pero sigues ahí, aguantando estoicamente los cortes, aceptando con una sonrisa ese masoquismo romántico que llevamos por bandera. Estamos devorando la esperanza con este ansia porque te he susurrado que dentro de poco, no hará falta. 
Vas a ser tan feliz, que te va a doler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

- +