28.12.10


En un mundo digital donde nada es palpable, las cartas no se pueden oler, no se siente el aliento del secreto revelado, quizás no haya nada más real que el poder de la imaginación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

- +