28.12.10


Me gustan esas personas que aún se acuerdan de que una vez fueron niños.

3 comentarios:

  1. Esta mañana intenté dejarte este mensaje via google, pero veo que no te ha llegado. Decía:
    La foto de tu último post me dice que has decidido cerrar. Sé que hay muchas razones que pueden empujarte a hacer algo así. Yo he sido la primera que he querido dejarlo más de una vez, pero me imagino que el tiempo tiene un peso y mi blog ya se ha convertido en una ancla que me mantiene atada y con los pies en algun trozo de tierra sólido que necesito.
    Hay veces que sientes que se tejen hilos con palabras de otras personas, como si fuesen atajos perfectos por donde escaparte y descubrir que hay algo mejor, que las cosas en las que a menudo crees existen. No te escribo para convencerte de que no cierres, solo para decirte que gracias por haber escrito así.

    Luego pensé que quizás no lo recibirías, así que escribí mi último post...
    Espero que no te vayas y que vuelvas de dondequiera que estés.

    ResponderEliminar
  2. No dejaré el blog, seguro que allí a dónde voy sigo escribiendo, en Washington DC. Pongo tierra de por medio (en este caso, agua)

    También para mí el blog es un ancla, y no me imagino dejando de escribir en él. Es mi basurero particular.

    Gracias por tu último post. De verdad.

    ResponderEliminar
  3. Fantástico. Buen viaje. Que gusto da leerte, P.

    ResponderEliminar

- +