22.12.10


Y me gusta garabatear acordes en tu cuello; un mordisco, dos besos, silencio, dos notas de la lengua, soplar, morderte, y volver a soplar sobre la clave, y así hasta hacer crepitar las cinco líneas de tu pentagrama.

1 comentario:

  1. Creando un sonido extremadamente bello. Que casi nadie es capaz de escuchar.

    ResponderEliminar

- +