23.3.11

rendición incondicional


De tan poco que perder
me vi sin nada por lo que luchar.

2 comentarios:

  1. *abrazo*
    por tus últimas entradas

    ResponderEliminar
  2. Pero es que la lucha va en la sangre, y no es tan fácil librarse de ella.

    ResponderEliminar

- +