28.3.11

balanza de pagos

foto de Gustavo

Y ella respondió con una sonrisa tan quebrada que ni sonrisa era, ahora que me amas la mitad, o ni eso, 
sólo se me ocurre amarte el doble, compensar hasta rellenar hueco, no sé, ya sabes que en las grietas, se acaba acumulando la mierda.

3 comentarios:

  1. A menudo imagino historias que no fueron, en bocas que no han sido. Demasiada imaginación.

    ResponderEliminar

- +