14.5.11




Te quiero
desnuda
amo tu ropa
cada puntada
y fruncido
la lana consagrada
pero ahora necesito
auscultar la orografía
memorizarte
como una madre
pretender hacer todo
pensar en lograrlo
y no hablo de estrategias
ni de arañazos
yo no hablo de eso
yo hablo más bien
de engendrar
una cuenta atrás
hasta el fin del mundo
que sólo tú
puedas parar.

4 comentarios:

  1. auscúltame y pararé las cuentas atrás que tú quieras.

    ResponderEliminar
  2. Versos que piden versos:
    Quizá llegué demasiado tarde
    para reprimir la piel
    que infatigable
    aun me da vueltas en la boca.
    En el fin del mundo
    ya no está el recuerdo
    solo las manos primerizas
    que recortan el aire,
    reprimen los versos,
    se agarran a tus ojos
    para no verte marchar.

    ResponderEliminar
  3. a veces los arañazos van con el sudar y las cuentas atrás.

    ResponderEliminar
  4. Un placer de lectura en su escribir, P.

    ResponderEliminar

- +