6.6.11

foto de fragan



He lamentado mucho
el transcurrir silencioso, inexorable
de esos días 
cuyo principal ingrediente
era la rutina y el hastío
de esa vida 
espesa, puta
que se ve reducida
a lo que es con tanta frecuencia
una vida.
A inercia,
a la renta de una felicidad
que temo 
no podré pagar.

Pero sabes, es peor
la detención
la calma chicha
de páramo humeante
el nada de nada
ni de mí
ni de nadie.

El saber
del odio que profesan
estas costillas 
por el aire estrecho
y ni atreverse
ni mendigar
la yerma razón.

2 comentarios:

- +