26.6.11

foto de illicit

Recuerdo perder el tren una sóla vez, ese de las 07:45 a 17 euros el billete, recuerdo mi manía de sentarme siempre a la izquierda, el calor sofocante, la ausencia de viento. Mi memoria para recordar cualquier itinerario que me hubieras enseñado. Recuerdo las excursiones hasta la farmacia a las 4 de la mañana en la bicicleta de tu padre, como también recuerdo hacer la cena a las dos y dar vida a la cocina cuando todo el pueblo dormía. Recuerdo tus cintas vhs de Indiana Jones, tu colección de perfumes y el embrollo de tanta ropa negra. Recuerdo hacer el amor en ese sofá minúsculo, aunque ya he olvidado la ubicación de tus lunares. Recuerdo tu sonrisa,  se me olvida tu voz. Pero por encima de todo recuerdo el deseo de haberte querido conocer más, y lamentar el hecho de que, probablemente, fuimos dos desconocidos con insuficiente amor para superar el miedo al dolor. Mejor. Nunca quisiste un remiendo que durase toda la vida.

1 comentario:

- +