8.11.11

VI

foto de Larice




Si tu corazón fuese una escuela
yo llevaría allí a mis hijos.

El lugar donde aprendieran
todas las cosas
que nacen ciertas
y no han de morir.

Donde la virtud
no es arena en los ojos
sino adoquín
bajo los pies.

Podrás ser dura y firme,
que sepan del esfuerzo
que es siempre estar.

Que sepan que
sólo de alma entera
crece honesta
la palabra dada.


que no permitirás que lloren


que no permitirás que mientan

Y si no hablo
de nuestro abrazo, no me culpes
no es mala fe.
Lo que ocurre es que
creo que llegar a ti
hasta ti digo
eso es algo tan valioso
que les debería costar.

con cariño
a Marina

5 comentarios:

  1. Un poema para el recuerdo. Es precioso. Confiar a los hijos es una de las mayores muestras de confianza que entiendo, así que la declaración de respeto y admiración por esa persona queda clarísima como el agua.

    ResponderEliminar
  2. lo estaba leyendo, y sabía de quién hablabas (y se ha confirmado al final). Qué bonito, P.

    ResponderEliminar
  3. Si tu corazón fuese una escuela
    yo llevaría allí a mis hijos...

    Son unas hermosas palabras para decir a un ser amado.

    Abrazo Pablo.

    ResponderEliminar
  4. Se me ha cogido un nudo aquí, en el pecho, y no sé qué decir... Es lo más bonito que me han dicho nunca.

    ResponderEliminar
  5. Talento y un gran corazón, lo tienes todo P! :)

    ResponderEliminar

- +