29.2.12

Hace ahora cuatro años, empecé a escribir en este blog. Durante ese tiempo, las formas han cambiado, pero no el fondo. Me siento orgulloso de no haberlo abandonado nunca. Escribir es algo que salva un poco la vida, cada día.

Gracias a todos los que se han pasando por aquí.

9 comentarios:

  1. gracias a ti por no dejar de escribir.

    ResponderEliminar
  2. Para que lo tengas de recuerdo.

    29 de marzo de 2011
    That was yesterday
    Quisiera poder tejer un hilo perfecto para que fuese tu atajo a ese silencio oportuno que a veces nos brinda la partitura al andar. Hacer despuntar al día con ese olor inocente, abrumador y oxidado a café y tostadas calientes; reseguir el sol con el dedo desde las sábanas; alicatarte con mis teclas bailando frente al ordenador e intentando crear esas líneas perfectas que te puedan hacer volver. Quisiera que mi aliento fuese una puñada a la realidad oscilante de dos desconocidos que se reflejan pero que no se pueden ver, incapaces de pensar que la casualidad nunca les pertenecerá. Que no tuviese que haber tanta lluvia otra vez para cerrar los ojos y saber que no hace falta inundarnos para nadar cuando nos leemos.No sé si esto es un rescate.

    ResponderEliminar
  3. Me paso a devolverte la visita... e igualmente, tmb me quedo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. También nos salvas un poquito la vida a los que leemos...yo tampoco quiero dejar de leer.

    ResponderEliminar
  5. Es muy gratificante, se lo que es porque llevo dos con el mio. Ojalá llegue a 4.

    Un saludo

    Elena

    ResponderEliminar
  6. ainamatopeyaabril 13, 2012

    gracias a ti por acercarte.

    ainametopeya

    ResponderEliminar
  7. Es verdad que la terapia de escribir funciona.
    De nada ;)

    ResponderEliminar
  8. Sino puedes olvidarte de algo, entonces conviértelo en literatura.

    ResponderEliminar

- +