23.1.13

Apnea

Foto de Carla



Si construirse pudiera
la vida
sobre aquella mirada náufraga 
en la barra
de un bar,
yo te propondría: sostenerla
como sobre la cuerda tensa y tirante
que nos une,
ese arponazo a nuestro pecho virgen.
Recorrerla
no como expertos funambulistas
que penetran el vacío 
sin temblor y piel ciega
sino con toda la desnudez,
a tumba abierta,
con el sabor del hierro en la lengua, las rodillas
hincadas.
Dispuestos a ser fecundados por el quiebro, la mar
embravecida, el ansia de los que llevan
toda la vida doliéndose.

"¿qué nos va a pasar?"

Susurra tu entraña
sobre mis labios.
Y sólo sé responder
que ojalá 
pueda devorar tu vértigo
la noche que decidas quedarte.

11 comentarios:

  1. Una belleza de poema y una valiente propuesta de auyentar un fantasma.
    Enhorabuena gran poema

    ResponderEliminar
  2. Y tus ardían
    en aquella pequeña habitación
    refugio de crímenes y sucias fantasías...

    ResponderEliminar
  3. Vertigo,...poderosa atracción, imán de óxido y hueso.

    ResponderEliminar
  4. madre mía, para no saber qué/cómo decirlo...

    ResponderEliminar
  5. Delicias y maravillas siempre aquí.

    M.

    ResponderEliminar
  6. buf, y qué más te voy a decir!

    ResponderEliminar
  7. Me estoy enamorando secretamente de este blog, es terrible. No tiene desperdicio. Gracias por tanto, las imágenes que transmiten tus textos están en lindero exacto de lo vivo y lo no vivo, del sueño y lo palpable. Encantada me voy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es un placer leer algo así Susan :)

      Eliminar
  8. Brutal. Me ha llegado al alma.

    ResponderEliminar

- +