4.11.15

Raíces

Martina Šimková



Debe ser hermoso conocer
o al menos tener pensado,
albergar certeza
de pertenecer a un lugar
para el descanso;
saber donde acabar
con la tierra en la boca,
en un cubículo de gusanos
vestido en madera de pino
y sepultado.

Aunque
y siendo sincero
me gustaba la idea
de ser ceniza, sangrar en el viento
que intimida y acaricia el cabello,
que cruje en los árboles
ultimando un suspiro.

Que aún discute
las flores de tu ramo.

(antiguo)

4 comentarios:

  1. la única certeza es saber que los huesos no abandonan la tierra

    ResponderEliminar
  2. "sangrar en el viento" qué imagen más poderosa me parece, casi puedo visualizarla. aunque el resto de palabras, como siempre, se mantienen a la altura.

    ResponderEliminar
  3. Me ha impactado esa última imagen, un viento que selecciona para el recuerdo del mortal las mejores ofrendas. Bello.

    ResponderEliminar
  4. Lo recuerdo. Me gusta, como también entonces.

    ResponderEliminar

- +